El núcleo y la división celular

El núcleo interfásico

Es el centro de control de la célula eucariota, ya que contiene la gran parte del ADN de la célula, y, por esto, la información genética para casi que todas las funciones celulares.

La estructura y composición del núcleo puede cambiar dependiendo del momento en el ciclo celular. Se distingue de esta manera el núcleo interfásico, propio de la interfase, y el núcleo mitótico o en división, cuando se diferencian los cromosomas (en realidad, el núcleo desaparece en ese mismo momento).

El núcleo interfásico está formado por los siguientes componentes (que podemos ver en el MET): envoltura nuclear, nucleoplasma, matriz, nucléolo y cromatina.

Resultado de imagen de nucleo interfasico

Morfología y composición

En células animales el núcleo suele ser esférico, con un diámetro entre 4 y 6 μm. En células vegetales, aunque tiene un tamaño similar, el núcleo suele presentar una forma más irregular, más que nada por la presión que ejercen las vacuolas, que suelen deformarlo.

El ADN del núcleo suele presentar varias moléculas de ADN de diversos tamaños. Este número es diferente según la especie y cada molécula formará un cromosoma durante la división celular. Este ADN como se ha estudiado se encuentra unido a diversas proteínas, formando la cromatina. También en el núcleo se encuentra una cantidad variable de ARN, asociado al ADN y en tránsito hacia el citoplasma.

Envoltura nuclear

El núcleo está separado del citoplasma por la envoltura nuclear, que es una doble membrana unitaria (es una estructura común de la membrana plasmática, dividida en tres capas), una interior y otra exterior, con un espacio entre ellas denominado espacio perinuclear. La membrana externa está pegada al RE, y, por lo tanto, presenta ribosomas adheridos en la cara citoplasmática (cara de la membrana que da hacia el exterior, hacia el citoplasma en este caso).

La membrana interna lleva, en su cara nucleoplásmica, adjunta una red de filamentos proteicos, llamados lámina nuclear. Su función es hacer que aparezca y desaparezca la envoltura nuclear, que resulta fundamental para la constitución de los cromosomas a partir de la cromatina (sustancia que se encuentra en el núcleo de la célula formando el material cromosómico durante la interfase, está compuesta de ADN unido a proteínas).

La envoltura nuclear no es continua, ya que tiene una gran cantidad de poros (en torno a 2000, que también es el número máximo de mitocondrias por cada célula). Estos poros tienen una compleja estructura que está formada por 8 partículas esféricas de naturaleza proteínica, llamada complejo del poro nuclear. Los poros sirven para dejar pasar grandes moléculas (ARN, proteínas) e impiden diferencias osmóticas entre el núcleo y el citoplasma.

Resultado de imagen de poros nucleares

Nucleoplasma

El nucleoplasma, también conocido como carioplasma, es el medio interno del núcleo. Tiene una composición muy similar al hialoplasma, pero no tiene ni microtúbulos, ni microfilamentos. Está formado por agua, proteínas, ARN e iones. En él encontramos inmersos todos los demás componentes nucleares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: